Salir de Deudas

Con CURADEUDA

¿Tus deudas son impagabales?

Liquidamos tus deudas con descuentos de hasta el 70% 

Sin préstamos, ni créditos
Negociamos tus deudas con:

Solicita una asesoría gratuita

Un agente se comunicará dentro de 48 horas hábiles. Se identificará como representante de la empresa CURADEUDA.

Quienes somos.

Somos un equipo profesional, especializado en una sola cosa: Lograr que liquides tus deudas pagando el mínimo posible. Diseñamos un plan de ahorro personalizado, de acuerdo a tus circunstancias. De esta forma, podrás ir pagando poco a poco mientras ahorras, y así podrás volver a vivir tranquilo y sin deudas. Podrás volver a ser sujeto de crédito pagando solo el 30% de lo que debes.

Avalados por
Presentados en

¿Cómo funciona?

Nuestro principal objetivo es darte una solución financiera definitiva.
Te explicamos nuestra propuesta en 3 sencillos pasos:

Asesoría Financiera

Diagnosticamos tu caso,
brindándote asesoría legal y financiera totalmente gratis.

Estrategia de Ahorro

Creamos un plan de ahorro basado en tu capacidad de pago, negociando el mejor descuento posible (Hasta un 70%)

Liquidación de Deuda

Pagamos tu deuda con lo ahorrado durante el programa y te entregamos un certificado de liquidación.

0
Asesores a tu servicio​
0
MIL clientes asesorados​
0
MILLONES negociados

Historias de Éxito

Personas reales, deudas liquidadas.

Siempre están atentos para atenderme y asesorarme con la mejor disposición, me dan informes de los avances que tienen de mi caso. Es un excelente servicio. Felicidades.
María Guadalupe Zarazua
Enero 2020
Es un gran equipo de trabajo, todo claro y los asesores saben lo que hacen, con amabilidad y una muy buena explicación, lo recomiendo ampliamente.
Mauro Capetillo
Diciembre 2019
Me dio mucha tranquilidad ver que tienen la acreditación BBB pues la conocemos de E.U.A. ¡Y allá solo se lo dan a los negocios confiables!
Stephany del Río
Enero 2020
El servicio es seguro, yo lo utilicé y el servicio que me dieron fue excelente. También tenía dudas de que fuera cierto y no un fraude, pero ya liquidé mis deudas, y puedo decir que es seguro.
Juana Patricia Rojo
Julio 2020

¿Cómo dejar de pagar deudas de una vez por todas?

 

Pagar deudas cada vez más grandes es la realidad cotidiana de la mayoría de los mexicanos. Una realidad de la que es sumamente difícil escapar. No se trata, desafortunadamente, de falta de disciplina o esfuerzo, sino de una situación económica en crisis y que no hace más que complicarse.

 

Para pagar deudas de forma constante y sin retraso es necesaria una fuente de ingresos sólida y lo suficientemente alta, además de no sufrir altibajos por un tiempo largo. Es una situación que no es común en la mayoría de los hogares de México. Existen situaciones tan complejas que es prácticamente imposible salir de ellas por uno mismo.

 

¿Cuál es el resultado? Podemos verlo en las estadísticas: Un estudio del Centro de Opinión Pública de la UVM reveló que el 79% de los mexicanos tienen actualmente una deuda sin pagar. Poco más de la mitad son de tarjetas de crédito.

 

Podemos ver que pagar deudas es tan común en México como comer tacos.

 

La búsqueda para dejar de pagar deudas

 

No es de extrañar que “¿Cómo dejar de pagar deudas?” sea una duda tan común en seminarios, cursos y sitios web de especialidad.

 

La mayoría de las personas endeudadas tienen que hacer malabares para pagar deudas cada mes.

 

¿Hay alguna forma de cambiar esta realidad cotidiana? ¿Saldar las deudas de una vez y para siempre?

 

Una de las opciones más comunes es tratar de conseguir un nuevo préstamo con el objetivo de pagar la deuda vigente.

 

En otras palabras, cavar otro hoyo para tapar el primero.

 

El problema de este plan es el buró de crédito.

 

Pagar deudas obteniendo otras deudas es un juego peligroso, debido a que la mayoría de las personas en esta situación también están de alguna forma afectados en el buró de crédito.

 

Cuando esto ocurre, conseguir nuevos créditos se vuelve exponencialmente difícil. Los bancos y otras instituciones financieras simplemente no desean correr el riesgo.

 

Así que el paso siguiente es recurrir a instituciones especializadas en clientes con problemas de buró. Existen algunas en el país, no demasiadas.

 

La característica principal de estas instituciones que aún pueden prestarte dinero es que los intereses que suelen cobrar son sumamente altos.

Mucho más que los que encontrarías en un banco.

 

¿Por qué sucede esto?


Es debido a que se trata, evidentemente, de una operación de alto riesgo. Por tanto, lo que estas empresas esperan es poder recuperar el monto completo lo más pronto posible, y empezar a generar ganancias también de forma rápida.

 

Obviamente, cumplir con mensualidades tan altas no es sencillo. La mayoría de las veces esto hace que, finalmente, el plan de pagar deudas usando este método resulte contraproducente y termines más endeudado y con una calificación aún más baja en el buró de crédito.

 

Una segunda alternativa es tratar de reestructurar la deuda o bien convertirla en una deuda fija, si se trata de una situación con la tarjeta de crédito. De esta forma es posible que obtengas mensualidades más bajas a costa de aumentar el monto total que tiene que pagar al final.

 

En otras palabras, flexibilizas la deuda, pero también la aumentas.

 

Las instituciones financieras que ofrecen opciones de reestructuración y conversión, generalmente bancos, no están ahí para negociar, sino que te dan estas alternativas como únicas e irrevocables.

 

Lo tomas o la dejas.

 

Por supuesto, esto tampoco suena demasiado bien.

 

Es evidente que pagar una mensualidad más baja tiene sus ventajas, pero aumentar por ello tu deuda hasta en más del sesenta por ciento (Casi siempre) es un precio altísimo.

 

Claro, la alternativa es seguir endeudado y eventualmente fallar el pago mensual si la deuda se ha vuelto demasiado costosa para manejarla. La preocupación de caer en un impago se vuelve un peso tan grande que puede abrumar a cualquiera.

 

¡Y las llamadas! Probablemente sea lo peor de fallar en pagar deudas. Llamadas constantes, que se van incrementando día con día. Desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche.

 

Todos los días, sin faltar ninguno.

 

Ahora, ambas alternativas parecen no ser muy atractivas. ¿Existe otra opción?

 

Sí, existe.

 

Pagar deudas de una forma distinta

 

Esta alternativa se llama “reparación de crédito”.

 

Pagar deudas a través de reparación de crédito implica la intervención de un tercero: Un despacho de negociación especializado en deudas a quien tú autorizas para que negocie tu deuda con tu acreedor, generalmente un banco, una tienda departamental o una caja de ahorro. Deudas en efectivo o de tarjetas de crédito.

 

¿En qué consiste la negociación? Tiene un único objetivo: Conseguir que tú pagues lo MÍNIMO de esa deuda, a través de mensualidades PEQUEÑAS y convenientes.

 

¿Cuánto cuesta?

 

Los honorarios de dicho despacho dependen de la cantidad que logren descontarte del monto de tu deuda. Este descuento puede llegar hasta un 70%

 

Sí, es correcto. Puedes llegar a pagar hasta un 70% menos de tu deuda a través de este sistema.

 

Pagar deudas a través de una reparadora de crédito es una experiencia diferente a las alternativas bancarias. Es totalmente única.

 

¿Pagar deudas por medio de este sistema es legal?

 

Pagar deudas por medio de un negociador especializado no es solamente legal, sino que es cada vez más común en México. En países como Estados Unidos es, de hecho, el procedimiento estándar. Incluso el mismo gobierno asigna estos despachos a los deudores que han llegado a tener deudas tan grandes que se han vuelto impagables.

 

¿Cómo puedes empezar?

 

Bien, si tienes una deuda mínima de treinta mil pesos (Deudas más pequeñas no pueden ser manejadas por nosotros) y deseas explorar esta posibilidad, todo lo que debes hacer es dejarnos tus datos de contacto a través del formulario en la parte de arriba.

 

Con esos datos nosotros te contactaremos dentro de 72 horas hábiles y te daremos toda la información sobre nuestro servicio, sin ningún tipo de compromiso.

 

Lo único que se requiere es que decidas hacerlo.

 

¿Te imaginas acabar de una vez por todas con esa carga? ¿No más estrés, no más llamadas, no más deudas?

 

Podemos hacerlo por ti.

 

Decídete y contáctanos.

 

SALIR DE DEUDAS ES POSIBLE

Vuelve a ser sujeto de crédito pagando solo el 30% de lo que debes. Olvídate de llamadas insistentes, el estrés de todos los días y tu deuda que solamente sube, no importa lo mucho que pagues. No pierdas tiempo, inicia hoy.

QUIERO LIQUIDAR MI DEUDA